Now Reading
Cinerama Dome, historia de un ícono que cierra sus puertas

Cinerama Dome, historia de un ícono que cierra sus puertas

Cinerama Dome

Si no hay un ángel inversor que salga en su rescate, el legendario Cinerama Dome de Los Ángeles no volverá a abrir sus puertas. Más de un año de cierre forzoso debido a la pandemia de Covid-19 ha diezmado irremediablemente las finanzas de la cadena propietaria de esta mítica sala de cine, Pacific Theatre. La noticia ha caído como un balde de agua fría en Hollywood.

El Cinerama Dome es un ícono del espectáculo y de la arquitectura. Y no solo en Estados Unidos, sino en todo el mundo. Su estructura es uno de los ejemplos más notables del estilo modernista de los años 60. Desde su inauguración en 1963 ha sido el escenario por excelencia de grandes estrenos cinematográficos. Ante su inminente cierre definitivo, repasamos algunas de las razones por las que esta sala tiene un lugar privilegiado en la historia del cine y de Los Ángeles.

Cinerama Dome
Fotos: LOS ANGELES PUBLIC LIBRARY

Una cúpula en Sunset Boulevard

El estudio del arquitecto Welton Becket, uno de los principales representantes del estilo modernista en California a mediados del siglo XX, fue el artífice del Cinerama Dome.

El nombre del edificio es totalmente descriptivo. Por una parte, se trata de una cúpula geodésica -domo- de concreto de hasta 21 metros de altura en su punto más alto. Por otra parte, la cadena de cines Pacific Theatre la mandó a construir como prototipo para exhibir películas en formato Cinerama.

El domo, ubicado en el número 6360 de Sunset Boulevard, no solo es una referencia de Hollywood, también es la única cúpula de su tipo en el mundo.

Cinerama Dome
Fotos: LOS ANGELES PUBLIC LIBRARY

La primera pantalla panorámica

El Dome es una de las pocas salas de cine diseñadas para proyectar películas en sistema Cinerama.

Para este formato, el primero de pantalla panorámica, cada plano de la película tenía que ser filmado con tres cámaras perfectamente sincronizadas.

La pantalla era enorme, curvada a 146 grados y formada por tres partes, una por cada proyector. Los planos de la derecha eran proyectados por el proyector derecho sobre el extremo derecho de la pantalla, y así para el centro y la izquierda. La del Dome de Los Ángeles es la pantalla curva más grande del mundo.

El proceso de producción era tan caro que se filmaron muy pocas películas en este formato. Probablemente la más famosa de todas sea La conquista del oeste, un western dirigido por Henry Hathaway, George Marshall y el célebre John Ford.

Escenario de alfombra roja

Curiosamente, desde su inauguración y hasta 2002 en el Dome no se exhibió ninguna película en Cinerama. Pese a ello, en sus casi 60 años de existencia ha sido la sala de cine preferida por muchos estudios para el estreno de sus grandes producciones.

La primera película estrenada allí fue la comedia El mundo está loco, loco, loco, un clásico de Stanley Kramer. Más recientemente Quentin Tarantino la escogió para el estreno de Érase una vez en Hollywood. Fue un homenaje a la historia de Los Ángeles y un guiño a la propia película, pues algunas de sus escenas fueron filmadas en el Cinerama Dome. Todo un clásico.

Conoce más de la tecnología de mediados del siglo XX en nuestro artículo sobre la Komet TV.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top